Fibromialgia y Leche de yegua

La Fibromialgia es una enfermedad caracterizada por un dolor muscular difuso e intenso, con síntomas de fatiga y rebelde al tratamiento. Se desconoce exactamente qué provoca la fibromialgia. Parece que existen factores genéticos que predisponen a la enfermedad, pero se está constatando una cierta correlación con otros factores que pueden favorecer su aparición: traumas físicos (contusiones graves), o psíquicos ligados con el estrés y/o la depresión; la mala alimentación (déficits vitamínicos, exceso de consumo de grasas, etc.) y también la edad.

Se sabe que las personas diagnosticadas de fibromialgia tienen niveles más bajos de lo habitual de la enzima Delta-6-desaturasa. Este déficit enzimático podría estar relacionado con alguna variabilidad genética. La enzima Delta-6-desaturasa es la encargada de transformar el Ácido Linoleico (LA) en Ácido Gamma-Linoleico (GLA), el cual tiene un potente efecto antiinflamatorio y está calificado por la WHO\FAO (1977) como Ácido Graso Esencial (AGE)

Si a estos déficits enzimáticos se le añaden factores como el consumo excesivo de grasas, la vía de síntesis de GLA es desplazada hacia el aumento de producción del Ácido Araquidónico (AA), el cual tiene, por el contrario, importantes efectos inflamatorios y vasoconstrictores.

La Leche de Yegua, en su composición, aparte del alto contenido de EPA (Ácido Eicosapentaenoico) y DHA (Ácido Docosahexaenoico), ambos del grupo de ácidos grasos poliinsaturado Omega-3, precursores de Resolvinas y Neuroprotectinas antiinflamatorias, también contiene Ácido Linoleico y el enzima Delta-6-Desaturasa, lo que asegura su transformación en GLA, y la apreciación de sus efectos antiinflamatorios.

Además, la presencia en la composición de la Leche de Yegua de aminoácidos libres precursores de la Serotonina, Dopamina y Noradrenalina hace que sea un buen modulador de los síntomas del estrés, de la depresión y/o de la angustia. También la presencia de Vitamina H en su composición, vitamina en la que los enfermos de fibromialgia son deficitarios, sin duda ayuda a reequilibrar este déficit vitamínico.

La conclusión a la que llegamos es que por su composición la Leche de Yegua puede ayudar notablemente a la mejora de la sintomatología de la fibromialgia.