Hacia los pastos del invierno

Tardor al Pedraforca

Otoño en el valle del Pedraforca

El otoño ha dejado paso al invierno y nuestro grupo de Merens han limpiado y repelado eras y hazas.

Merens netejant finques

Pastando y limpiando

Las pequeñas potrillas se han adaptado estupendamente a nuestro entorno, están musculadas, sanas, fuertes y ya lucen su tupido, suave y lanoso pelo, típico de la raza Merens al entrar el invierno

Poltra Merens del Pedraforca de 8 mesos

Negreta, hija de la yegua Jaine

Su socialización no ha sido difícil, aceptan muy bien la cabezada, aunque el caminar a la cuerda, no termina de gustarles, pero con determinación y técnica natural, hemos conseguido trashumar a los pastos de invierno sin apenas problemas ni inconvenientes.

Poltra Merens del Pedraforca, 8 mesos

Grisona, hija de la yegua Jade

En este camino, nos ha ayudado la juventud de los alrededores: Julia, su hermana Elna y también  Nuria

Transhumancia de Merens a les pastures d'hivern

Los nuevos pastos del invierno se caracterizan por su variedad: desde un robledal, a solana y con mucha pendiente, que evita las acumulaciones de grandes cantidades de nieve, y donde encuentran muchas bellotas que son un gran complemento energético natural de  su alimentación; seguido de un pinar, que les permite hallar resguardo y hierba seca; pequeños prados al lado del riachuelo y pedregales empinados hacen que tengan desde hierba verde a tomillo y espliego; todo esto les permite mantener la aportación de vitaminas necesaria.

Las dos yeguas (Jade i Jaine) aun siguen amamantando a las potrillas, a pesar de que ambas están otra vez embarazadas. En cría convencional, los potros son separados; nosotros, asesorados por una criadora de caballos de la raza Merens y dada su gran adaptación a la naturaleza libre, no intervendremos. Dejaremos que la propia naturaleza siga su curso: que el nacimiento de los nuevos potrillos desplace a las potrancas mayores.

Con el primer día del año, ha llegado la primera nevada a Saldes; como dice el dicho “Año de nieves, año de bienes”. Es bueno y queda muy bonito, pero para los que trajinamos con animales, cualquier trabajo se vuelve complicado.

Hivern a la Vall de Saldes

Primeras nieves del año

Primera nevada d'hivern a Can Camil de Saldes

De momento, nada más. Desde Saldes, solamente nos queda desearos  muchos ánimos para afrontar el 2013 con coraje, esperanza e ilusión